Main content

Alert message

Otoño 1999 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Publicado con permiso del Brownsville Herald

Una pequeñita con pelo largo hasta sus hombros recogió una estrella de mar, y con ella en el hueco de su mano le tocó la boca en el centro. "Mira, mira esto" exclamó Brittany Madsen al ver que la cosa se movía.

Madsen, con su bastón blanco bajo el brazo, amontonada con otros estudiantes alrededor de una mesa, estaba examinando unas algas marinas, unos erizos de mar y otras criaturas que estaban en unas grandes charolas de plástico claro. En la cabecera de la mesa se encontraba Scarlet Colley enseñando una inmensa jaiba hermita a un grupo de estudiantes.

"Esta es una jaiba hermita roja", ella dijo. "Tiene ojos verdes, verdes"

"¡Maravilloso!" casi sin aliento exclamó otra niña.

Los estudiantes estaban en una gira de estudios marítimos en la que se les permitía tocar lo que estaban estudiando. Este curso fue ofrecido por George y Scarlet Colley, educadores del medio ambiente en la Isla del Padre. Estos niños podrían haber pasado como cualquier otro niño en el campamento, la única diferencia era que estos niños tenían incapacidades de la vista.

Desde hace siete años el Centro de Servicios Educacionales Región I ha ofrecido campamentos para los estudiantes ciegos. Los últimos tres años también los centros de la Región II en Corpus Christi y la Región III en Victoria han participado. "Este campamento fue diseñado tanto para los niños como para sus papás", declaró Peter Graves, quien con Linda Chromaster formuló la primera solicitud de subsidio. Los dos son especialistas en educación y están certificados como instructores de la vista. "Nuestra meta es ayudar a los papás a relajarse" continuó, "también ayuda a los niños incapacitados a desarrollar habilidades de vida independiente".

Graves dijo que espera que en el futuro muchos campistas auspiciados por la Escuela de Ciegos e Incapacitados de la Vista en Austin asistan al campamento. Nuestro campamento podría ser su "primera salida a campamento" cerca de casa. Si nunca han salido de su hogar antes, la salida a un campamento más lejos podría ser mucho más difícil. "Este campamento ayuda a preparar al niño y a sus familias para otras experiencias" Graves dijo.

Este es el segundo año que Jessica Blake, de ocho años, asiste al campamento. Su mamá, Cheryl Blake, dijo que desde principios de enero de lo único que Jessica quiere hablar es de su viaje al campamento. "Ellos aprenden a hacer cosas por sí mismos. Realmente los ayuda a adquirir confianza", dijo ella. La Sra. Blake, enfermera del Valley Baptist Medical Center, se ofreció de voluntaria para ayudar este año en el campamento. "Los niños que sienten nostalgia por su casa pueden llamar gratis en la noche, los papás pueden llamar o visitar el campamento para ver cómo les está yendo a sus hijos", declaró.

El miércoles los niños fueron al Jeremiah Water Park. "El parque tiene caminitos con barandales en ambos lados", la Sra. Graves mencionó, así que "una vez que los niños se sienten con confianza, ellos pueden moverse independientemente (aún que) siempre estamos ahí para cuidarlos".

A partir del lunes, los 32 campistas, de 7 a 18 años de edad han estado yendo a pescar a la Isla de la Princesa, han ido a jugar al parque Jeremiah, han manejado los go-carts y han puesto su orden de comida en en restaurante Blackbeard's"

"La mayoría de los niños nunca habían hecho nada de eso", dijo la Sra. Graves. "Hay niños que nunca habían ido a la playa, que nunca habían ido a un restaurante a comer el buffet o pedido una cena en un restaurant". Un campista que asistió el año pasado jamás había visto una lavadora de platos.

"En el campamento los niños refinan sus habilidades para la vida cotidiana", dijo Christie Waida, una de las maestras de la Región III en Victoria. "Los campistas preparan sus propios desayunos y almuerzos, recogen su ropa y hacen sus camas. Algunos nunca habían preparado un sándwich o tostado pan en la tostadora".

La Srita. Graves les da a los campistas dinero para que compren su cena, y ellos tienen que decidir cuánto dinero pueden gastar en la comida, sumando el refresco y la propina. Los campistas escogen del menú lo que quieren comer, los menús los escribe Graves en braille.

Además de que aprenden responsabilidad, el campamento les ofrece la experiencia de sentirse libres. El miércoles en la noche los campistas, que nunca manejarán un carro, pueden controlar la velocidad y el volante de un go-cart, con una maestra diciéndoles cuando voltear a la izquierda o a la derecha. Hilda Niño, una jovencita de 16 años alumna del Bachillerato Rivera High dijo: "Al principio yo dije: ¡Oh, no! ¿Voy a manejar? pero después dije: ¡Esto es realmente divertido!"

"A mí no me gusta salir de noche" comentó Yesenia Burgos, también de 16 años y alumna de la Escuela Lopez. (Burgos padece de vista limitada en la noche) "¡Chocamos un par de veces, pero estuvo muy divertido!" Burgos dijo que el campamento le ofrece a los estudiantes incapacitados de la vista la oportunidad de conocer a otros jóvenes con incapacidades.

"Ahí no nos tratan como si fuéramos diferentes", Niño indicó. "En la escuela, la gente tiene miedo de platicar contigo y hasta de tocarte. En el campamento eso no sucede". Este es el segundo año que Hilda va al campamento, y el tercer año para Yesenia. Algunos niños regresan cuatro o cinco veces. Muchas maestras y salvavidas también regresan año tras año.

La Srita. Waida comenta que es testigo de "descubrimientos maravillosos" cuando ve a los campistas tocar por primera vez a un pescadito, o sostener en sus manos a una jaibita y sentir lo suaves que son sus tenazas.... sentir la espuma de las olas.

El Sr. Fabian Lara ha sido un salvavidas de campamento los últimos tres años. Al terminar su primer año decidió cambiar sus cursos universitarios para estudiar especializarse en incapacidades de la vista y del oído. "Algunos de estos niños jamás han estado cerca del agua", comentó. "Nada más por ver sus expresiones cuando se meten al agua por primera vez hace que regrese cada año", añadió.