Main content

Alert message

Verano 1999 Tabula de Contenido
English version of this article (Versión Inglesa)

Por: Scott Bowman, Director de Recursos Humanos

Comisión de Ciegos de Texas

La Comisión de Ciegos de Texas, en conjunto con otras agencias de rehabilitación vocacional alrededor del país, está respondiendo a los requisitos federales estipulados en el CSPD (Sistema Amplio de Capacitación de Personal) Cuando se instituyeron las enmiendas a la Ley de Rehabilitación de 1992, se incorporó una sección nueva: la 101(a) (7) la cual es CSPD. El propósito del Congreso - que fue reforzado en las enmiendas del pasado verano - era asegurar que los consumidores recibieran los servicios de profesionales acreditados en rehabilitación. El esfuerzo actual está dirigido a los consejeros de rehabilitación vocacional, en el cual, en TCB, incluye a los consejeros en transición.

Los reglamentos federales han requerido que las agencias estatales establezcan normas para el personal, las cuales deben ser "consistentes con los requisitos de cualquier otra certificación, licenciatura o registro que ha sido aprobado ya sea a nivel estatal o nacional". En Texas no requeríamos que los solicitantes o empleados tuvieran certificación o licencia, por lo que comenzamos a estudiar las normas nacionales. La entidad que expide el Certificado de Rehabilitación (CRC) es la Comisión Certificadora de Consejeros de Rehabilitación. Para obtener el CRC los individuos necesitan comprobar que cuentan con cierto nivel de capacitación, esto lo comprueban al pasar un riguroso examen que toman después de cumplir con ciertos requisitos educacionales y de práctica en el trabajo. Para poder tomar el examen CRC el interesado necesita tener una maestría de consejero en rehabilitación o una maestría en un campo relacionado en combinación con cierta experiencia de trabajo o práctica supervisada.

Así que ¿qué significa esto para los consejeros de TCB y qué impacto tendrá esta iniciativa en los servicios para los ciegos o incapacitados de la vista en Texas? A partir de abril de 1999 TCB rediseñó los avisos de vacantes de empleo para permitir a los interesados que cuentan con el título en rehabilitación (y las horas de práctica supervisada requeridas) a ser considerados para las posiciones de consejeros (sin experiencia de trabajo con sueldo) En situaciones cuando no es posible reclutar tal clase de individuos, los interesados que cuentan con un título en algún área relacionada, combinado con experiencia en el empleo pueden ser considerados para llenar la vacante. Los individuos que se contratan sin tener el título de maestría de consejero en rehabilitación deben estar de acuerdo en cumplir con los requisitos de elegibilidad al CRC dentro de los cinco años a partir de la fecha de su contratación.

Para los consejeros de rehabilitación vocacional y los de transición que ya están trabajando, la agencia está permitiendo un lapso de cinco años, a partir de septiembre de 1999, para que adquieran la educación y experiencia exigida para tomar el examen de CRC. Aún que pronosticamos que algún personal decidirá tomar el examen, TCB no está exigiendo la certificación CRC como parte de la iniciativa CSPD. En casos cuando la agencia o universidad da ayuda económica para financiar los estudios de la maestría, se espera que los empleados cumplan con el requisito de "dos años de servicio". El requisito de "dos años de servicio" es un acuerdo por medio del cual el empleado promete trabajar dos años para la agencia o reembolsar los gastos que se hicieron a su nombre. El período de "dos años de servicio" por supuesto no es una garantía porque TCB al igual que la mayoría de los empleadores estatales operan bajo un sistema de empleo a voluntad.

Probablemente esté pensando "debe haber algún tipo de condición por medio de la cual el consejero que ha demostrado éxito en su trabajo pueda ahorrarle dinero a los que pagan impuestos y estar exento de este montón de requisitos". Sobre este asunto, nuestro socio federal se ha hecho oír muy claro, porque la idea de incrementar los requisitos para esta profesión se originó en las sugerencias de los consumidores alrededor del país. No hay excepciones para estos requisitos. Las agencias individuales deben desarrollar planes para sistemáticamente capacitar a su fuerza laboral al punto en donde los consejeros "llenen los requisitos". En TCB, como en muchas otras agencias, tomamos consideración del hecho que los consejeros pueden tener muchísimos compromisos de familia, problemas de distancia, dos empleos, u otros obstáculos que pueden afectar su habilidad de volver a la escuela. Como recientemente me dijo un consejero: "deseo continuar en mi trabajo - trabjando con los consumidores y los empleadores - pero, a estas alturas en mi carrera no tengo la energía o el interés de regresar a la escuela".

Otros consejeros están muy emocionados con la posibilidad de aumentar sus credenciales profesionales con el apoyo económico de la agencia. En el pasado TCB no había financiado programas de estudio para títulos, así que esta es una gran oportunidad para el personal que de otra manera no podría terminar una maestría en su área de profesión. En un futuro próximo, las personas interesadas en las posiciones de consejero de rehabilitación vocacional - ya sea en el sector privado o en el sector público - probablemente tendrán que estar certificados (CRC) y o tener el título de maestría de consejero de rehabilitación o en una área semejante. Sin embargo, a corto plazo, el reto al que nos enfrentamos es inscribir al personal interesado en las pocas vacantes de los programas educacionales acreditados en Texas y alrededor del país. En muchos casos, el personal de la agencia necesitará inscribirse en cursos de "aprendizaje a distancia" para poder equilibrar las demandas de sus estudios con las demandas de su empleo.

Si usted ha entendido hasta ahorita, probablemtne ya estará listo para contestar la siguiente pregunta, ¿cómo impactará esto a los consumidores? La administración de TCB se lo ha hecho ver muy claro a los consejeros y supervisores: el énfasis actual de proveeer servicios de rehabilitación vocacional de calidad a los ciegos e incapacitados d eTexas no disminuirá con esta iniciativa. Las encuestas de la agencia indican que la satisfacción del consumidor se encuentra a gran escala, lo que significa que en general están muy satisfechos con los servicios que reciben de la agencia. ¿Podemos mejorar? Por supuesto que podemos. ¿La iniciativa CSPD mejorará los servicios? El tiempo lo dirá, pero esperamos que los consejeros adquieran más que sólo un título para colgar en la pared. Las universidades, especialmente las ubicadas en nuestra Región VI, están trabajando arduamente con nosotros para lograr que nuestro personal tenga acceso a sus cursos, sean prácticos y a precios razonables. Sentimos optimismo que la iniciativa CSPD nos ayudará a mejorar las credenciales de nuestra fuerza laboral y como resultado final mejorará la calidad de los servicios a los Tejanos ciegos o incapacitados de la vista.