Main content

Alert message

TSBVI at sunset

Por William “Bill” Daugherty, Superintendente, Escuela para Ciegos e Impedidos Visuales de Texas

Resumen: El Superintendente Daugherty analiza la sesión legislativa y el apoyo legislativo.

Palabras clave: ceguera, impedimento visual, sordoceguera, Texas, legislación, apoyo, Escuela para Ciegos e Impedidos Visuales de Texas, Judith Zaffirini, Florence Shapiro, Robert Duncan, Royce West, Scott Hochburg, Elliott Naishtat. 


En esta sesión legislativa se ha señalado el gran estado en que vivimos.  Sé que a veces nos damos el placer perverso de quejarnos sobre la política de Texas, pero como expatriado que regresa, he estado realmente complacido de lo que he visto hasta ahora en las audiencias. La Escuela para Ciegos e Impedidos Visuales de Texas ha prosperado, por lo que es lógico que me sienta optimista, pero es el resto de la historia lo que me ha impresionado más y me ha hecho sentir orgulloso de ser tejano.

Primero, existe un apoyo legislativo fabuloso a la ceguera y los impedimentos visuales que ha significado una real diferencia. Texas tiene tanta suerte de tener personas entendidas en el tema y que están dispuestas a entregar su tiempo como voluntarias y a poner su reputación en riesgo en las audiencias públicas. La segunda parte de la ecuación es que Texas tiene la suerte de tener líderes políticos que comprenden nuestros problemas y están dispuestos a arriesgar su reputación para apoyarnos o respaldarnos en los problemas más importantes de nuestra área. Sólo por nombrar a algunos, los senadores Zaffirini, Shapiro, Duncan y West y los representantes Hochburg y Naishtat.  Al observarlos a ellos y a muchos de sus colegas de trabajo, es impresionante ver la cantidad de información que pueden manejar. La ceguera y los impedimentos visuales es un tema relativamente pequeño en el contexto más amplio del gobierno estatal, pero de alguna manera nos las arreglamos para que las traten como importantes.

Lo que parece especial sobre la ceguera, los impedimentos visuales y la sordoceguera en Texas, es la red de profesionales, padres, consumidores, entidades y organizaciones que parecen trabajar en conjunto tanto más que en muchos otros estados.  Esto no sucedió solo ni fue por accidente: ha sido construido por muchas manos, durante muchos años.  Como alguien que ha tenido la oportunidad de  pasear un poco por este campo (el de la ceguera, no los pastizales), esta opinión sobre Texas es compartida por muchos.

Lo que estoy intentando expresar aquí es sólo parte de una carta para “felicitarnos”.  El mensaje principal es que debemos seguir alimentando y haciendo crecer esta red.   Algunos de los fundadores tendrán roles menos activos en el futuro, aunque la mayoría de ellos no son personas “que se retiren” por naturaleza.  Nuestros grupos de apoyo de padres tienen mucho entusiasmo y hay una nueva generación muy promisoria de educadores y profesionales para el servicio de adultos que están ingresando a esta área. Los problemas permanentes de acceso total a la educación, el empleo y la integración a la comunidad no desaparecerán mientras vivamos, pero no hay un lugar mejor que Texas para determinar el futuro a través de nuestros esfuerzos en conjunto.